¿Por qué las enfermeras necesitan equilibrar su vida laboral y personal?

¿Necesita profundizar en el equilibrio de su vida personal y profesional? Si respondiste que sí, entonces este artículo es para ti.

Muchas enfermeras se encuentran trabajando en un trabajo exigente y criando una familia. Encontrar el equilibrio entre los dos mundos puede ser un desafío cuando se perciben tantas demandas competitivas de su tiempo y energía.

¿Lo que importa?

Para algunos, lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida puede parecer imposible, especialmente si trabaja muchas horas. Sin embargo, es posible lograr esto cuando priorizas las cosas más importantes en tu vida.

Al establecer límites para usted mismo, puede hacer lo correcto para su salud y bienestar personal sin comprometer las necesidades de sus pacientes.

Si un paciente necesita más ayuda o tiene un cambio de condición, debe poder responder rápidamente sin distraerse con otros asuntos fuera del trabajo.

Un buen entrenamiento puede ayudarlo a establecer límites

Cuando las enfermeras invierten en una buena formación, pueden aprender a establecer límites apropiados para ellas mismas. Debe establecer límites claros para usted mismo si desea extender su jornada laboral más allá del turno estándar.

Los programas de formación de enfermeras se centrarán no solo en los aspectos prácticos de ser una enfermera, sino también en cómo administrar su día como enfermera, lo cual es esencial para tener un impacto en los pacientes.

Al realizar clases de capacitación adicionales, cursos de CPD o incluso programas en línea como el programa en línea MSN-AGACNP, las enfermeras deben preguntar a los tutores qué deben hacer para lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida. Muchas universidades y colegios tendrán muchos recursos para ayudar a las enfermeras e incluso pueden ejecutar programas como estos para ayudar a los aprendices a aprender cómo lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida.

Planificar tu tiempo

Si planifica su horario correctamente, puede analiza cuantas horas necesitas para hacer sus tareas y responsabilidades con la menor cantidad de estrés.

A la hora de planificar tu tiempo, debes crearte rutinas que te ayuden a seguir funcionando independientemente de tu entorno y entorno. Esto incluye cosas como cuidar la higiene personal, tomar descansos y estar activo.

Si bien esto parece simple, las enfermeras a menudo pueden sufrir agotamiento. Después de todo, están obligados a levantarse temprano. Pueden tener pacientes difíciles, y muchos requisitos de capacitación están presionando en una pequeña cantidad de tiempo.

Las enfermeras deben saber cómo darse tiempo para ellas y sus familias, especialmente cuando volver a casa puede parecer lo último que tienen en mente. También puede configurar tiempos en sus tareas diarias para tomar descansos, como antes y después de las comidas.

Delegar y pedir ayuda

Pedir ayuda siempre es difícil para la mayoría de las personas, pero especialmente para las enfermeras que tienen la mentalidad de siempre “hacerlo por sí mismas”. Sin embargo, no debe tener miedo de delegar su carga de trabajo a otras enfermeras o incluso a su familia cuando se sienta abrumado.

Uno de los mayores conceptos erróneos en torno a ser enfermera es su representación como un trabajo fácil. La verdad es que tienen grandes responsabilidades y una gran carga de trabajo que fácilmente puede resultar abrumadora. Las enfermeras necesitan pedir ayuda para que puedan lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida.

Al trabajar como enfermero, existen diferentes casos y situaciones de pacientes que es posible que no pueda manejar por sí solo.

Haz tiempo para ti

La idea de 'tiempo para mí' es difícil de comprender para muchas enfermeras. Cuando es enfermera, es importante dedicar tiempo a sí misma, ya sea que eso signifique salir con amigos, usar sus días de vacaciones o realizar actividades que la ayuden a relajarse y concentrarse en el cuidado personal.

Es fácil dejar de lado tus necesidades, especialmente cuando sientes que estás ayudando a otros. Sin embargo, permitirse el tiempo para descansar y recuperarse es algo que toda enfermera debería hacer.

Las enfermeras no son diferentes de otros trabajadores porque necesitan su tiempo personal y la capacidad de tomar un descanso de su ocupación. Esto es esencial porque reduce los niveles de estrés, lo que les ayuda a desempeñarse mejor en el trabajo en general.

Sea flexible

La flexibilidad es un factor importante para equilibrar el trabajo y la vida. Muchos otros trabajadores deben ser flexible en sus horarios, especialmente aquellos con niños y miembros de la familia. Las enfermeras también pueden ser flexibles en su trabajo y en su vida porque no están obligadas a trabajar muchas horas.

Esto significa que pueden elegir cuándo quieren tomar un descanso, cuándo quieren usar sus días de vacaciones o incluso cuándo quieren ver a sus familias. Las enfermeras deben poder lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida tanto como sea posible para que ambos aspectos de su vida se beneficien enormemente de ello.

Estar dispuesto a negociar

Las enfermeras deben poder negociar sus horarios con sus gerentes y otras enfermeras superiores. Algo tan pequeño como cambiar un turno puede significar mucho para su bienestar y su vida hogareña.

Si está buscando flexibilidad en su trabajo, entonces debería poder hablar con su gerente al respecto.

Es posible que se sorprenda cuando vean el beneficio de permitirle tener más tiempo en casa. Un buen gerente escuchará sus solicitudes y ayudará a hacerlas realidad para que pueda satisfacer las dos necesidades que más le importan: el equilibrio entre la vida laboral y personal y la satisfacción laboral.

Se honesto contigo mismo

Ser honesto contigo mismo es algo con lo que muchas personas luchan en todos los aspectos de sus vidas, pero especialmente en el lugar de trabajo. Si está estresado y se siente abrumado por su trabajo, es importante que tome medidas desde el principio.

Lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida implica saber cuándo concentrarse en sus tareas y cuando permitirse relajarse durante unos minutos para controlar sus niveles de estrés. Es importante que las enfermeras sepan cómo reaccionan personalmente ante diferentes situaciones para que puedan controlar el estrés antes de que sea demasiado para ellas.

Tómese tiempo libre cuando sea necesario

Se espera que las enfermeras hagan mucho trabajo en poco tiempo. Es común que las enfermeras hagan horas extras o trabajen fuera del horario laboral porque se sienten obligadas a ayudar a sus pacientes.

Tomarse el tiempo libre que necesita puede ser difícil, especialmente si tiene un horario apretado. Sin embargo, lograr un equilibrio entre su trabajo y su vida personal es esencial para su salud y bienestar.

Las enfermeras necesitan tomarse un tiempo libre cuando sea necesario para que no terminen quemándose excesivamente de su profesión. Tomarse el tiempo que necesita también puede beneficiar a sus pacientes porque les permite ser monitoreados por otros miembros del personal durante su proceso de recuperación.

Desarrollar una red de apoyo

El apoyo es algo que muchas personas en el mundo necesitan, pero solo un pequeño número de personas tiene acceso a él y, lamentablemente, las enfermeras luchan contra la baja satisfacción laboral y el agotamiento constante debido a esto.

Las enfermeras deben crear una red de apoyo de amigos y familiares que estén dispuestos a escuchar sus necesidades e inquietudes sobre el lugar de trabajo. Esto le permitirá aliviar algunos de sus niveles de estrés, lo que también puede aliviar a sus pacientes porque recibirán una mejor atención de otros miembros del personal.

Stay Positive

El equilibrio entre el trabajo y la vida es una batalla que las enfermeras luchan todos los días. Siempre será importante que las enfermeras se mantengan positivas para que puedan estar presentables, incluso en situaciones estresantes en el trabajo. Ser enfermera es difícil, pero también puede sacar lo mejor de ti si estás dispuesto a encontrar lo positivo en cada situación.

Las enfermeras que no están satisfechas con su trabajo y el equilibrio entre la vida laboral y personal deben ser audaces y hablar al respecto. Esto les ayudará a encontrar soluciones a sus problemas para seguir haciendo el mejor trabajo posible.

Conseguir un buen equilibrio entre el trabajo y la vida es un conjunto de habilidades extremadamente importante para las enfermeras, por lo que deben practicar estos consejos para tener éxito en ambos aspectos de su vida personal. Recuerde, no existe tal cosa como perfecto.

No te rindas

Las enfermeras nunca deben renunciar a un equilibrio entre el trabajo y la vida porque es una parte importante de su trabajo y puede ser extremadamente beneficioso para ellos física, mental y emocionalmente. Hacer del equilibrio una prioridad puede ser difícil, pero acostumbrarse a él es esencial porque sus pacientes se beneficiarán de una mejor atención.

Equilibrar la vida y el trabajo durante la escuela de enfermería

Equilibrar el trabajo y la vida como enfermera puede ser más difícil durante la escuela de enfermería porque se enfrenta a muchas otras obligaciones.

Además de su trabajo de clase y clínicas, debe equilibrar el estudio para los exámenes, completar las tareas y estudiando para el NCLEX.

También debe asegurarse de dormir lo suficiente y comer bien para mantenerse saludable. Esto puede dificultar mantenerse al día con sus amigos o realizar otras actividades que contribuyan a su vida personal fuera del trabajo.

Sin embargo, con una buena estrategia, es posible equilibrar el trabajo y la vida durante la escuela de enfermería.

Enfrentando los desafíos de un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida personal

Equilibrar el trabajo y la vida como enfermera puede ser un desafío. Cuando trabaja muchas horas y toma clases, puede ser difícil encontrar tiempo para otra cosa.

De hecho, si no tiene cuidado, podría terminar con un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida. Esto es especialmente cierto si sientes que tienes que trabajar horas extra regularmente.

El equilibrio entre el trabajo y la vida se trata de lograr el máximo equilibrio entre su vida profesional y su vida personal. No importa cuán ocupado o estresado esté, tratar de encontrar el equilibrio perfecto entre el trabajo y el hogar es importante debido a la costo que puede tener en su salud, felicidad, productividad y niveles de estrés.

El estrés puede afectar su salud

El agotamiento y los problemas de salud mental son cada vez más comunes entre las enfermeras. De hecho, aproximadamente una de cada cinco enfermeras dijo que había experimentado desafíos personales como depresión o ansiedad debido a su trabajo.

Los estudios han demostrado que los problemas de salud mental están relacionados con el agotamiento, que es la sensación de estar abrumado por el estrés y el agotamiento que puede afectar el estado de ánimo, el nivel de energía y el bienestar general. Esto es especialmente cierto para aquellos que trabajan en entornos de alto estrés, como la enfermería, especialmente si trabaja más de 40 horas por semana.

Usted puede ser más vulnerable a experimentar problemas de salud debido al estrés excesivo mientras trabaja debido a las demandas físicas y emocionales de su cuerpo. Puede agotarse más rápido, sentirse con menos energía y volverse más susceptible a otros problemas de salud.

Las malas condiciones de trabajo también pueden afectar gravemente su vida personal. Después de experimentar largas horas y horarios exigentes, encontrar tiempo para la familia, los amigos y otras actividades que disfruta puede ser un desafío.

Buscar apoyo cuando las cosas se ponen difíciles

Su trabajo como enfermera será desafiante. Será un trabajo duro, exigente física y emocionalmente, y puede dañar su salud mental y su bienestar. Dicho esto, no hay razón por la que no puedas lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida.

Para hacer esto, deberá ser flexible, estar dispuesto a delegar, pedir ayuda y hacer tiempo para usted. También deberías Se honesto contigo mismo, para que sepa cuándo las cosas no van según lo planeado y cuando las cosas se ponen difíciles, tómese un tiempo libre siempre que sea posible.

Equilibrar el trabajo y la vida como enfermera puede ser difícil, pero es importante recordar que no tiene por qué ser estresante ni abrumador. Usando estos consejos y buscando el apoyo de otros cuando sea necesario, puedes encontrar tu lugar feliz personal entre los dos aspectos de tu vida.

En conclusión

Equilibrar el trabajo y la vida no siempre es fácil, especialmente cuando su trabajo es física y mentalmente exigente. Aún así, es posible si establece algunos límites y es lo suficientemente flexible para manejar numerosas responsabilidades.

Planificando tu tiempo, delegando tareas, pidiendo ayuda, haciendo tiempo para ti mismo y asegurándote de tener un horario realista.

Si es honesto consigo mismo acerca de sus esfuerzos por equilibrar el trabajo y la vida como enfermero, puede lograr el equilibrio perfecto entre ser un enfermero que trabaja y disfrutar el resto de su vida.

Selecciones del editor

Cómo convertirse en una enfermera investigadora; mejor ruta

4 consejos efectivos para que las enfermeras aborden el estrés en el lugar de trabajo

Un comentario

Deje un comentario