Advertisment

¿Cuánta energía usa un hospital?

Los hospitales son algunos de los usuarios de energía más grandes del mundo, pero también representan una de las mejores oportunidades para conservar energía.

Advertisment

Es bien sabido que los hospitales utilizan mucha electricidad y otros recursos. Sin embargo, no siempre ha sido el caso.

Los hospitales solían ser muy eficientes en el uso de la energía, pero con el tiempo se han vuelto más dependientes de la tecnología que consume más energía de la que ahorra.

Advertisment

La buena noticia es que hay muchas cosas que podemos hacer como consumidores y ciudadanos para ayudar a los hospitales a ahorrar dinero y reducir su impacto ambiental.

Los hospitales son cerdos de energía

Los hospitales consumen mucha energía porque son edificios grandes con muchas personas trabajando en ellos y también porque necesitan mantener las luces encendidas durante largos períodos de tiempo.

La atención médica requiere energía y, a veces, mucho más que el consumo promedio del usuario porque todo lo que necesita energía.

Los hospitales también se utilizan para la investigación, lo que requiere largos períodos de energía ininterrumpida.

Anuncio

Si buscas reducir tu consumo, mira el Esquema de descuento de facturas de energía de cirugía GP.

Por qué usan tanta energía

Los hospitales consumen mucha energía por varias razones. En primer lugar, los hospitales suelen tener muchos equipos, luces y otros dispositivos que consumen energía y que deben estar enchufados en todo momento.

En segundo lugar, los hospitales normalmente funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, incluso en días festivos, por lo que las necesidades de energía son constantes.

En tercer lugar, la mayoría de los hospitales cumplen múltiples propósitos dentro de sus edificios:

  • Atencion al paciente
  • Investigación y docencia
  • Servicios ambulatorios como laboratorios de radiología y patología
  • Camas de hospitalización
  • Centros de maternidad
  • Quirófanos
  • Farmacias
  • Cocinas que sirven comidas

Y finalmente, está el factor tamaño; muchos edificios de hospitales son muy grandes, lo que significa que requieren más energía para calentarse y enfriarse.

Un edificio grande no solo consume más energía para calefacción y refrigeración, sino que también necesita más iluminación porque hay más habitaciones con ventanas que deben iluminarse durante el día.

Lo mismo ocurre con innovación sanitaria y equipos como ascensores o escaleras mecánicas dentro de un edificio: usará más energía si su edificio contiene varios tipos de maquinaria en lugar de solo una o dos máquinas en cada departamento.

Los hospitales grandes también tienen una mayor cantidad de miembros del personal por paciente en comparación con las instalaciones más pequeñas, ya que hay muchos departamentos especializados dentro de las instalaciones más grandes, como quirófanos o unidades de cuidados intensivos, donde los pacientes reciben tratamiento especializado de profesionales altamente capacitados, lo que requiere niveles adicionales de personal.

Qué están haciendo los hospitales para conservar energía

Los hospitales están utilizando iluminación, sistemas de refrigeración y sistemas de calefacción de bajo consumo para ayudar a reducir la cantidad de energía que utilizan:

  • Iluminación: los hospitales utilizan luces LED en las habitaciones y los pasillos que emiten menos calor que las bombillas incandescentes tradicionales. También están utilizando sensores para apagar las luces cuando no se necesitan, ahorrando aún más energía.
  • Calefacción y refrigeración: cuando se trata de aire acondicionado, los hospitales utilizan enfriadores (o torres de refrigeración) de bajo consumo que funcionan a temperaturas más bajas y no requieren tanta electricidad en comparación con los sistemas más antiguos.
  • Creación de conciencia: los hospitales han estado alentando a los miembros del personal y a los visitantes al brindarles información sobre cuánto pueden afectar sus acciones al uso de energía del hospital y al ofrecer programas de recompensas para los empleados que dan pasos hacia los esfuerzos de conservación.

Conservar energía debe ser una prioridad para todos nosotros

Es probable que todos necesiten atención médica en algún momento de sus vidas. La conservación de energía en los hospitales debería ser una prioridad para todos nosotros.

Es por eso que necesitamos ahorrar energía donde podamos para asegurarnos de que haya energía y potencia disponibles cuando realmente más las necesitemos.

Algunos países se ven obligados a cortar la energía, lo que afecta drásticamente todo, incluida la atención médica.

La electricidad es un requisito básico para los proveedores médicos; lo necesitan para hacer su trabajo; Es así de simple. Así que ahorrar energía donde podamos hace una gran diferencia.

Conclusión

Todos queremos que nuestros hospitales estén bien equipados y dotados de personal, pero también queremos que usen la energía de manera inteligente.

Por eso es esencial entender cuánta energía usan, por qué usan tanta y qué están haciendo los hospitales para reducir su huella de carbono.

Esto puede ayudarnos a todos a tomar mejores decisiones sobre nuestro propio uso de energía y ahorrar dinero en el proceso.

Selección del editor

Conoce los hospitales de San Antonio

Advertisment

Un comentario

Deje un comentario