¿Pueden sus pulmones curarse del vapeo?

Desde el surgimiento del vapeo dentro de la cultura popular, los debates sobre sus posibles impactos en la salud han sido un tema recurrente. Una evaluación de Public Health England en 2015 sugiere que es probable que vapear 95% menos perjudicial para la salud que los cigarrillos de tabaco convencionales.

Esta conclusión ha sido corroborada por revisiones anuales desde entonces, incluido el informe más reciente publicado el 29 de septiembre 2022. Esto llevó al gobierno del Reino Unido a introducir iniciativas de vapeo para apoyar a las personas que buscan dejar de fumar. A pesar de esta evidencia convincente, la comprensión de las repercusiones a largo plazo del vapeo sigue siendo incompleta.

La falta de datos definitivos proviene principalmente de información dispar. Una proporción significativa de los sujetos de prueba de vapeo son ex fumadores, lo que genera dificultades para distinguir los problemas de salud que se originan en hábitos de fumar anteriores frente a los que pueden causar el vapeo. Esta situación ha sido enfatizada en varios informes, incluido el citado anteriormente.

Vapeo de borde profundiza en el efecto del vapeo en la salud pulmonar, la perspectiva de recuperación y la necesidad de consultar a un profesional médico.

¿El vapeo dañará mis pulmones?

Todavía no hay certeza; la creciente evidencia indica que el vapeo podría ser una alternativa más segura al tabaco, respaldada por varias autoridades del Reino Unido, como el NHS, como una herramienta para dejar de fumar. Sin embargo, es fundamental reconocer que la inhalación de cualquier sustancia, aparte del aire, probablemente invoque algunos impactos negativos.

Al igual que la contaminación del aire y el tabaquismo, el vapeo introduce sustancias químicas no naturales en nuestros pulmones. Si bien los datos sugieren que vapear es menos dañino que fumar, debido a los múltiples carcinógenos conocidos que contiene, no equivale a que vapear esté completamente libre de riesgos. Por lo tanto, se desaconseja encarecidamente a las personas que nunca han fumado o vapeado que comiencen.

Se han planteado varios problemas de salud relacionados con el vapeo, incluidas afecciones como "pulmón de palomitas de maíz" y enfermedad pulmonar. Sin embargo, estos problemas suelen ser específicos del contexto y, por lo general, no se relacionan con los productos de vapeo convencionales. El daño generalmente se debe a que las personas crean sus e-líquidos o los adquieren en mercados menos regulados, como los EE. UU.

En el Reino Unido, el cumplimiento de la Regulación del Tabaco y Productos Relacionados (TRPR) garantiza que los ingredientes dañinos que se encuentran con frecuencia en los saborizantes estén prohibidos, y todos los líquidos de vape destinados a la venta deben recibir la aprobación de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos para el Cuidado de la Salud (MHRA).

A pesar de que estas regulaciones ofrecen cierta garantía con respecto a la seguridad de los productos de vapeo del Reino Unido, es fundamental reconocer los riesgos potenciales de inhalar cualquier sustancia que no sea el aire.

Nuestra comprensión integral de cómo el vapeo afecta la salud pulmonar sigue siendo un trabajo en progreso. Algunos estudios sugieren obstáculos potenciales para la recuperación de infecciones y la exacerbación de condiciones preexistentes.

¿Puedo recuperarme del daño pulmonar causado por el vapeo?

Proporcionar una respuesta precisa a esta pregunta es complejo debido a nuestra comprensión limitada del daño pulmonar a largo plazo que resulta del vapeo. Tanto la evidencia profesional como la anecdótica a menudo se contradicen, lo que hace que el público en general luche por encontrar respuestas claras.

Jatish Shah, director del Centro de servicios de rehabilitación y adicción a la muerte de Shah, indica que los pulmones pueden recuperarse después de dejar de vapear, y se observan mejoras notables en cuestión de días o meses. No obstante, condiciones graves como el enfisema o el cáncer de pulmón pueden ser irreversibles. No hay pruebas definitivas que vinculen el vapeo con estos graves problemas de salud, en parte debido a la dificultad de separar los datos entre exfumadores y vapeadores.

Stephen Broderick, cirujano pulmonar de John Hopkins Medical en los EE. UU., subraya la brecha de conocimiento sobre los efectos a corto y largo plazo del vapeo y los componentes específicos del cigarrillo electrónico responsables del daño potencial.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que es posible que las observaciones del Sr. Broderick no se refieran por completo a los vapeadores del Reino Unido debido a las normas de seguridad más estrictas del Reino Unido que han prohibido los productos químicos tóxicos en los líquidos de vapeo.

Cancer Research UK admite que los cigarrillos electrónicos son un producto relativamente nuevo, por lo que es prematuro determinar sus consecuencias para la salud a largo plazo. Sin embargo, también afirman que numerosos estudios sugieren que vapear es considerablemente menos dañino que fumar debido a la ausencia de tabaco que induce cáncer y cantidades significativamente menores de químicos tóxicos.

Si bien los cigarrillos electrónicos conllevan algunos riesgos y pueden causar efectos secundarios, estos generalmente desaparecen con el tiempo con el uso continuo. Sin embargo, sus efectos a largo plazo siguen siendo un área gris.

Consulte a su médico de cabecera

Si está vapeando y experimenta nuevos síntomas, como tos, sibilancias o dolor en el pecho, es vital buscar la orientación de su proveedor de atención médica. Están mejor posicionados para brindarle consejos sobre su salud.

Del mismo modo, si está pensando en dejar de fumar y está pensando en vapear como una ayuda potencial, es imperativo que lo hable con su médico de cabecera antes de tomar cualquier decisión. Si es necesario, el Servicio para dejar de fumar del NHS puede brindarle asistencia para formular su plan para dejar de fumar.

Contenido relacionado

¿Cuáles son los métodos para usar la flor de cáñamo Delta 8?

Un comentario

Deje un comentario